Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento

 

Como anillo de Sellar

Por Erica Correa

“Te haré semejante a un anillo de sellar, porque yo te he elegido, afirma el Señor todopoderoso” Hageo 2:23

 

Lectura bíblica: Hageo 2:23 - Daniel 6:1-23

Tanto se distinguió Daniel por sus extraordinarias cualidades administrativas, que el rey pensó en ponerlo al frente de todo el reino. Entonces sus compañeros por envidia quisieron encontrarle alguna falla para acusarlo ante el rey y quitarle su puesto, pero no encontraron nado salvo algo relacionado a su fe, por lo que promulgaron un edicto que establecía que Vs 7-8:

“Durante los próximos treinta días, sea arrojado al foso de los leones todo el que adore a cualquier dios u hombre que no sea Su Majestad. Expida usted ahora ese decreto, y póngalo por escrito. Así, conforme a la ley de los medos y los persas, no podrá ser revocado” El rey expidió el decreto y lo puso por escrito. Cuando el rey escuchó que Daniel oraba a Dios tres veces al día y que lo iban a llevar el foso de los leones, se deprimió mucho y se propuso salvarlo, así que durante todo el día buscó la forma de salvarlo. Pero aquellos hombres fueron a ver al rey y lo presionaron:

—No olvide Su Majestad que, según la ley de los medos y los persas, ningún decreto ni edicto emitido por el rey puede ser derogado

En este relato vemos como el rey apreciaba a Daniel y no quería hacerle daño, pero ya había dado el decreto, cuando el rey daba un edicto real, lo sellaba con su propio anillo, de esta forma el edicto era irrevocable. Esto nos muestra que muchas veces el enemigo nos entreteje trampas para meternos en el foso lleno de leones que simboliza, adversidad y problemas pareciera que llegamos al límite y ya no hay más salida, te encuentras atrapado con leones hambrientos dispuestos a devórate.

El rey ya no podía salvar o pero lo que me llama la atención es que Él mismo dijo:

El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre.

Trajeron entonces una piedra, y con ella taparon la boca del foso. El rey lo selló con su propio anillo la sentencia contra Daniel no pudiera ser cambiada.

Pero el Señor envió su ángel el cual tapo la boca de los leones y no le hicieron daño. Cuando lo sacaron, no se le halló un solo rasguño, pues Daniel confiaba en su Dios.

En (Hageo 2:23) dice: “Te haré semejante a un anillo de sellar, porque yo te he elegido, afirma el Señor todopoderoso”.

Somos como ese anillo del rey, tenemos en nuestras palabras el poder de la vida y de la muerte, por eso llena tu boca de palabras de bendición, de vida. Si estás pasando alguna enfermedad, dificultad, adversidad, o algún problema que parece imposible la solución, nunca hables derrota, siempre habla vida y victoria.

Acuérdate de Daniel de cómo el señor lo libro del foso de los leones y también lo hará contigo si confías en Él.

El Señor nos puso como autoridad en la tierra para decretar, establecer, sellar y bendecir. Nosotros establecemos decretos espirituales con nuestra fe y confesión en el nombre de Jesús.

Dite a ti mismo en voz alta: “Declaro que hoy me levanto en fe para tapar las bocas de leones en el nombre de Jesús. Cancelo toda adversidad, espíritu de muerte, injusticia y trampa que se levante contra mi vida, me libero sin ningún rasguño. Lo establezco y decreto que ningún león enviado por el enemigo podrá tocarme porque me levanto como autoridad de mi propia vida en el nombre de Jesús, amén”.

(San Lucas 15:17) Cuando el hijo prodigo vuelve a la casa del padre decidió volver como un empleado, pero el padre lo vio, corrió y se hecho sobre su cuello y lo beso. Esos besos fueron de perdón, luego sacó el mejor vestido y le puso un anillo, símbolo de que no seria un jornalero, sino de que seguía siendo su hijo y era devuelta de esta forma su identidad.

Muchas veces pasa eso con nuestras vidas, hacemos algo mal y pensamos que perdemos todo, pero en realidad, Dios quiere restaurarte y ponerte ese anillo espiritual que te da la autoridad para que desates todo el poder de Dios en tu vida.

Recuerda: Tienes autoridad sobre el mal y para revertir las situaciones por la fe y las palabras de autoridad. Utilzalas en el nombre de Jesús.

Oración:

“Hoy me levanto como un hijo victorioso, tengo el favor del rey. Desato maravillas y milagros sobrenaturales de Dios en mi vida, amén.” (Si copias este mensaje cita autor y web avanzapormas.com)

Erica Correa en Facebook.