Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento

 

Conociendo la voluntad Dios

 



David Yonggy Cho

Cuando vivimos dependiendo de Dios, parados en su voluntad El nos lleva al éxito.

<

 

1. La biblia es el diccionario de la voluntad de Dios

Allí figura su voluntad. Al estudiar un idioma buscamos en el diccionario las palabras que no conocemos. Yo aprendí ingles en la época de la invasión japonesa. No había profesores, escuelas ni dinero. Mi diccionario se quedo negro de tanto buscar palabras. Ahora hay computadoras, pero en ese tiempo no existían ni en sueños. Pero mirando el diccionario memorice mucho y puedo hablar bien. De igual forma para conocer la voluntad de Dios debemos leer la biblia en todo tiempo. Rom.12: 2. Dice que sean renovados nuestros pensamientos y que veamos cual es la voluntad perfecta, agradable y buena de Dios. Dios tiene un plan para cada uno, y desea que estemos completos en todo. 2° de Tim 3:16 dice que toda la biblia es inspirada por Dios y es útil para instruir, para corregir y para redarguir en justicia. Por eso hay que leer la palabra y meditarla profundamente.

Josue 1; 8 Dice que no se aparte de nuestra boca el libro de a ley y que la obedezcamos porque de esa manera nuestra vida prosperara.

Yo lo hice por 50 años y en verdad mis caminos fueron prosperados. Antes de subir al pulpito pensé: "Y pensar que hace 52 años este campesino vino con las manos vacías a Seúl, pero ¡como me ha prosperado Dios! Donde quiera que vaya tengo donde dormir y que comer. El Salmo 119:105 Dice: "lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino. Para eso debemos tenerla cerca. Una vez un hombre fue a inspeccionar una mina abandonada. Llevo una antorcha, pero al llegar al fondo se apago; todo se puso oscuro. Se desespero pensando que iba a morir. Se sentó a orar y le vino una idea. Si hay un túnel es porque hay una salida. Porque si alguien lo cabo debió hacer una salido. Al poco sintió bajo sus pies un camino de hierro. Y aunque por delante era todo oscuro, siguió el camino de hierro y llego a la salida. Por más que estén encerrados en una cueva oscura siempre tenemos el camino de hierro que es la biblia, el problema se resolverá y llegaremos a la salida.

Toda la voluntad de Dios esta escrita en ella. Si confiamos en su palabra y obedecemos, tendremos una vida abundante en salud y prosperados en todas las cosas. Hace 65 años estuvimos dominados por los japoneses por 36 años, pero 100 personas conocieron al Señor. El ingreso per capita era de 68 dólares o sea, éramos mendigos. Ahora hay 12 millones de cristianos y el ingreso es de más de 20 mil dólares. El Salmo 91 dice: Lo libraré por cuanto me ha amado, le pondré en alto por cuanto ha conocido mi nombre. Clamara a mi y le responderé con el estaré en la angustia, lo librare le glorificare, lo daré larga vida y le mostrare mi salvación. Si una persona o una nación quieren vivir bien debe volver al Señor. Dios dice que será cabeza y no cola. Que siempre estará arriba y nunca debajo. Por eso el diablo pelea para que no creamos.

La salvación no es solo para el cielo, la salvación que nos ha dado Dios es asombrosa. Entonces para saber su voluntad también debemos tener la ayuda de un pastor. A veces ocurre que no interpretamos la palabra y los líderes de la iglesia pueden ayudarnos a entender cual es la voluntad de Dios. Rom. 10:17 dice que la fe viene por el oír y el por la palabra de Dios. Al oírla a través de los líderes obtenemos fe. (1Tes. 2:13.) Dios puede hablarnos a través de sus siervos y es bueno tomarlo como la palabra de Dios.

2. La guía del Espíritu Santo.

Todos los días debemos buscar su guía. El aire no se ve, pero no hay nadie que no lo tenga. El Espíritu Santo es espíritu y no lo podemos ver pero El esta siempre con nosotros y nos ayuda en toda situación.

Cuando chocamos con algún problema y necesitamos saber la voluntad de Dios, El nos guía. Efesios 1:11. Somos sus hijos porque El nos Eligio antes de la fundación del mundo. Juan 16:13 dice que el Espíritu de verdad nos guiara en toda la verdad porque no hablara de si mismo y nos mostrara el futuro. El nos ayuda en todo. El pastor ingles llamado el Padre de los huérfanos George Mueller, que recibió respuestas a 50 mil oraciones, dijo; Dependo de la palabra, pero siempre con la ayuda del Espiritu Santo. Sin el podemos quedar confundidos. El siempre nos guía por la palabra. Si confiamos en ella y oramos, El nos guía dándonos paz, fe, esperanza, amor y bondad.

Entonces la desesperación y el negativismo desaparecen. En casos especiales como elegir un trabajo, ir de vacaciones, comprar una casa necesitamos consultar con El. A veces nos habla, al conversar con El o con una voz suave. Hechos 9:39 Pablo oyó la voz de Dios.

Hechos 13:12. Si decidimos recibir su guía y oramos mucho a veces nos habla. Muchas veces nos guía por visiones Mateo 1:20 Aquí el ángel le apareció a José y le dijo que María concebiría un hijo por el Espíritu Santo y se llamaría Jesús. En Mateo 2:12. Dios hablo en sueños.

Hechos 10:36 Un ángel hablo a Cornelio. Hoy en día también nos habla por sueños y visiones. Porque necesitamos su guía. Otras veces nos da inteligencia, sabiduría o sagacidad para hacernos entender su voluntad. Y tenemos mucho más que los que no creen en Dios. 1° de Cor. 2:10 Dice que el Espíritu Santo nos enseña las cosas de Dios. El Espíritu Santo es quien nos hace entender la voluntad de Dios. Filipenses 2:13. También hace realidad nuestros deseos. No estamos solos, le tenemos a El que nos guía y nos ayuda. Entonces debemos reconocerlo, recibirlo, depender de El y orar y nos guiara a través de sueños, visiones, sabiduría o inteligencia. El misionero llamado Taylor buscando un día entre sus libros vio un titulo que lo impresionó, se llamaba: Cristo lo consumo todo. Al verlo se le aclaro algo. "Si Jesús ya lo consumo todo en la cruz no necesito hacer nada mas, ¡solo debo anunciar esto! Fue a China y fue un gran misionero y predicador". El
Espíritu Santo nos da inteligencia y sabiduría. Por eso el cristiano sabe predicar, porque tiene dentro el Espíritu Santo que le da sabiduría inteligencia y sagacidad. También nos guía por las circunstancias que nos rodean. Construí aquí la iglesia porque la que teníamos ya estaba pequeña para tanta gente. El tráfico se paraba y el Intendente me pidió que nos fuéramos de allí. Teníamos poco tiempo allí y no había fondos. Los ancianos vinieron y me dijeron que construyéramos una carpa en la altura de una montaña cercana y nos mudáramos. Pero allí menos tendríamos lugar. No había lugar en la ciudad para nosotros. Ore al Señor fervientemente, No recibí ni sueños, ni visiones ni revelación alguna. Pero vi en el periódico que Yoido seria construida. Todos se opusieron; aun la prensa. El Espíritu Santo me dijo; ¡Se habilita para ti! Los ancianos me dijeron; ¡Ni lo pienses! No tenemos dinero no hay ni caminos, no hay tráficos. Si vamos allí ¡iremos a la ruina! Volví a orar y el Espíritu Santo me dijo: "No los oigas. Haz como yo te digo" Entonces fue a buscar al intendente y le dije: ¿Podríamos ir nosotros allá? El me dijo con una gran sonrisa: ¡Claro! Te doy 100 mil km² me dijo. Si lo hubiera recibido ahora seria una ganga; pero como era cobarde le dije; Solo déme 3 mil Km². Todos se oponían pero ahora todos están contentos. Aquí vienen los domingos 800 mil personas. Ojala hubiese aceptado los 100 km. Así a veces el Señor nos guía por las circunstancias. Si después de orar las puertas están abiertas debemos ir por ese camino. Ahora Corea esta siendo muy bendecida. Entonces debemos marchar con la guía del Espíritu Santo. En 1 o 2 años Corea será uno de los países más adelantados. Así debe ser para que nuestros descendientes posean toda esa bendición.

3. Después de saber su voluntad.

Después de conocerla debemos darle gracias. Fil. 4:5-7. Debemos confiar en El y darle gracias. Isaías 23:1. No debemos juzgarla. Dejar la nuestra porque la suya es la mejor. Salmo 37:5-6. Si le entregamos al Señor nuestros caminos, El se encargara de hacerlo realidad. Josue 1:9. Si vivimos en su voluntad El estará con nosotros en todo lugar. Así que no debemos temer, sino ser esforzados y valientes. En todas partes hallaremos gente que se oponga. Recorrí 115 veces el mundo en los 50 años. Trabaje en los negocios del Señor en Europa, EE.UU, Sud America, y en África. Y siempre hubo alguien que se me opuso. ¡No lo hagas, te iras la ruina, no lo podrás hacer! Pero también hay personas que me son fieles y están dispuestos a morir conmigo por la obra del Señor. Aquí están muchos de ellos. Gracias a Dios por habérmelos enviado.

Porque gracias a ellos pude trabajar estos 50 años. Al conocer la voluntad del Señor veremos que El quiere que nos vaya bien en todo, no solo salvar nuestras almas, sino que El quiere que vivamos en abundancia en la tierra. Quiere que seamos sanos y prosperados, lo he experimentado estos 50 años, no se preocupen, Dios es bueno. Si creen en El les dará la victoria.

Conclusión: Cuando vivimos dependiendo de Dios, parados en su voluntad El nos lleva al éxito.

<