Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento

 

La fe que prevalece

Por Esteban Correa

Si crees que Dios existe y crees que Él te haya comprobado su amor y poder, entonces es tiempo de confiar. El te dará la respuesta a tus inquietudes.

 

"El Espíritu da vida; la carne no vale para nada. Las palabras que les he hablado son espíritu y son vida". Juan 6:63 (NVI)

La fe viene por el contacto con la palabra revelada de Dios, cuando Dios te abre los ojos del espíritu puedes ver una realidad espiritual, y esa realidad espiritual tiene vida, unción y fe. Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” y a todos los que se nos reveló eso sabemos que es una realidad inquebrantable.

Hablé con muchas personas apartadas del camino de Jesús y me decían que muchas veces se ponían mal porque sabían que no hacían lo correcto; vivian en pecado deliberadamente sin importarles nada y especialmente por las noches al estar solos y en silencio era cuando sentían ese remordimiento que trae el pecado. ¿Por qué les pasaba esto? Porque habían recibido revelación y esa revelación deja una marca imborrable, porque cuando eres iluminado puedes “ver” algo de la realidad espiritual y sucede que cuando lo ves siempre en lo profundo de tu ser te quedará esa imagen. Esta imagen en nuestra mente, alma y espíritu queda grabada a fuego porque tomamos contacto con la vida eterna de Dios. No es la vida natural terrenal o anímica, sino es la santa, pura y gloriosa vida espiritual eterna de Dios. Jesús dijo: “Yo sol la luz del mundo el que me sigue no andará en oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida”. Cuando la fe no existe en nuestro corazón no podemos ver la realidad de Dios con claridad. Pero cuando escuchamos una palabra de fe de alguien que tiene luz y revelación, esa simple palabra viene cargada de unción. Y hay corazones que la reciben y otros no. Si las personas dejan su vida abierta a Dios la recibirán. Una vez que aceptamos al Señor esa vida siempre estará disponible para que acudamos a ella, porque el Espíritu Santo mora en nosotros. Pero sucede que si la fe no es alimentada se va adormeciendo, se debilita y apaga lentamente. Por eso es necesario alimentarse cada día de la presencia y la palabra de Dios.

La fe no importa si es pequeña o grande, o que “sintamos” que sea fuerte o débil, lo que importa es que si tenemos fe como un grano de mostaza, si tenemos un poquito de fe es suficiente, porque esa fe es pura de Dios y actuará. Debes usar la medida de fe que tengas y eso te ayudará en tus problemas. Tu tienes fe por eso lees esto y si quieres más fe debes alimentarte de la vida de Dios cada día.

Reflexiones de Fe:

• Si crees que Dios existe y crees que Él te haya comprobado su amor y poder, entonces es tiempo de confiar. El te dará la respuesta a tus inquietudes. Declárala y actúa en Fe.

• En Dios encontramos todas las respuestas, el es “La sabiduría” no es que “tiene” sabiduría sino que El es.

• El es también la luz que te dará claridad, la libertad que te dará la alegría inefable, el es la salvación para todos nuestros pecados.

• El es la paz que llena nuestra alma de perdón y liberación de cargas y preocupaciones.

• El es el gran Yo Soy, el que era, el que es y el que ha de venir a buscarnos en su pronta segunda venida.

• ¿Por qué dudas? Es porque estas engañado y endurecido. La fe es aceptar la verdad declarada por Dios.

• La soberbia y orgullo carnal apagan la fe, porque un corazón soberbio esta declarando que No necesita a Dios. Esto es pura necedad.
• La Fe dice que Dios es confiable.

• La Fe declara que Dios no miente.

• La Fe es la garantía de que Dios actuará en nosotros.

• La Fe se desea, se busca, se escucha, se lee, se medita, se recibe y se ejecuta.

• La Fe muchas veces esta escondida bajo preocupaciones y distracciones.

• La Fe sabe que para Dios no hay nada imposible y que la respuesta esta a punto de llegar. En breve lo verás.

Hoy te desafío a que puedas usar esa fe que esta en tu interior para creer en ese Dios sobrenatural, grande y poderoso. Que actúes y camines de acuerdo a la fe. Tus acciones y actitudes demostraran tu fe. Proponte ser una persona de Fe. Enójate con la incredulidad, con la duda y con el temor. ¡Hecha fuera el temor! Dios te ayudará en lo que sea.

El temor es la carta de presentación del diablo. Siempre que el diablo te quiera atacar, abrirá su embestida con temor, temor y más temor. Por eso cuando sientas temor, dile a ese temor: “Temor no te creo, no te recibo, eres mentiroso, te rechazo, ¡te reprendo! En el nombre de Jesús” La verdad es seguridad, Dios es luz, es confianza, es la roca eterna sobre la cual estamos parados. ¡¡¡Créele a Dios No al temor!!!

El miedo es una mentira, un humo, no existe.

Pero si por el engaño de la incredulidad le das lugar al temor es como que le abres la puerta a lo malo y se la cierras a Dios.

Cuando rechazas el temor lo derrotas de inmediato, cuando no le crees, lo destruyes por completo. ¡¡Resiste al diablo y huirá!!

Cuando te quiera asaltar la preocupación recuerda que el mismo Dios que te dio vida eterna, que te perdonó, que te ayudó en muchos momentos de tu vida lo volverá a realizar. Dios permanece Fiel. Sigue Adelante. Todo lo que emprendas prosperará.


+ Prédicas Escritas | Más Mensajes de Esteban Correa