Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento

 

¿Quién soy, para que estoy?

Por Silvia Razongles

Si decido vivir en las cenizas del pasado, el presente te devorará. Pero hoy elige la vida para que Dios te entregue una corona en lugar de cenizas.

<

 

Efesios 1:11-12 (Reina-Valera 1960)

"En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo"

Unos de los sentimientos mas tristes es creer que la vida no tiene sentido, y nos preguntamos: ¿Para que vivimos?, ¿cuál es el motivo?, ¿qué me depara el destino? Pareciera que en nuestra vida nada bueno pasa.

A veces soñamos despiertos, vemos la realidad, y decimos: ¡no pasa nada!; nada tiene sentido.

Cuando nuestro presente es negativo, solo hay vacíos, entonces nuestro futuro grandioso se quiebra y solo pensamos que ya no tenemos ganas de seguir viviendo y nos ataca la ansiedad y buscamos saciarla perdiéndonos en vicios o lo llenamos con cosas triviales, o nos encerramos y caemos en una profunda depresión y solo hay dos caminos:

1. Pierdo las ganas de seguir viviendo y caigo.

2. Decido levantarme y encontrar mi verdadero destino.

No fuimos creados para vivir sin destino y sin posición. Destino no es lo que te va a pasar sino lo que tú quieras que te pase.

Está en nosotros buscar lo que anhelamos,
(la suerte no existe). Lo que esperas, es como el camino, el no puede venir a ti, sino que tu tienes que ir haciéndolo.

Muchas veces te preguntaste ¿Porque estoy así? No es solo un pensamiento el que nos derrota o deprime, sino varios pensamientos que nos anulan y nos frena a lo nuevo de Dios. (Tenemos casi 7.000 pensamientos por día). Nuestra mente esta más cargada de cosas negativas que positivas, pero abrazamos y sostenemos los malos pensamientos, entonces cuando la oportunidad de hacer algo lindo viene la frenamos diciendo ¡NO!. Ahí aparecen los patitos feos de la vida: “la inseguridad”, “el miedo”, “la culpa”, “temor al fracaso”, “baja autoestima”, “desvalorización total”.etc.

Hasta se anula tu identidad. Si salen esos patitos feos de la vida y te dominan tus sueños se mueren. Pero tu tienes que darle vida, resucitar a esos sueños, porque ellos nacieron contigo.

¿Donde y cúando nacieron esos patitos feos?

Un ejemplo real de dos hermanas:

Clelia y Marisel. Clelia era una mujer dulce, muy sumisa, muy sujeta a los mandatos de sus padres, era como la cenicienta del cuento, obedecía a todo lo bueno y lo malo de sus papás. No podía cometer un solo error porque allí comenzaba los maltratos psicológicos -¡tu si que no sirves para nada, sos una inútil, una tonta y debes reconocerlo!! y Reconocía ALGO QUE NO ERA REAL en ella.

A duras penas la dejaron estudiar piano y ella soñaba ser concertista (Nunca lo fue). Sus miedos y culpas la llevaron a tener fobia social no podía relacionarse con nadie.

Marisel, la menor; se revela a las exigencias y agresiones negativas de sus padres, no acepta ser como su hermana y decide enfrentar la vida de otra manera (a su manera). Se veía más segura, sin miedo a nada, podía relacionarse con otras personas y fue así que se encargó de cuidar enfermos (Sin ser enfermera), hacía trámites para todo el mundo. Cuidó y se hizo cargo de sus padres hasta la muerte. Continuó cuidando y haciéndose cargo del resto de su familia por su aparente fortaleza. (Hasta ahí llegó). Hoy día estas hermanas son viudas, sin futuro, solo ”sobreviven”.

Se conformaron y dependieron toda su vida de alguien. (Como un bastón).

Ese no debería ser el final de las 2 hermanas, pero fue así porque creyeron y creyeron mal y reconocieron sobre sus vidas que servían solo para eso y todas las torturas sicológicas, abusos emocionales y las malas palabras que recibieron, ae hicieron eco en sus vidas y se pegaron a su corazón y se auto boicotearon toda la vida. Se vieron como las vieron los demás. Y seguramente que muchos de nosotros nos identificamos ó nos vemos reflejados con ellas.

Mírate al espejo… ahora estas frente a frente contigo mismo ¿cómo te ves?, ¿Cómo te dijeron que eras?. Dicen que 5 a 10 veces x día nos miramos al espejo. Nos miramos, nos retocamos o arreglamos por fuera, pero si pudiéramos vernos por dentro haríamos muchísimos retoques y arreglos interiores. ¿Y sabes que es lo peor que le puede pasar a una persona que no se acepta a sí misma? Es que vive cada día de su vida queriendo ser otro, aunque no sea conciente de ello.

Somos arquitectos de nuestras propias vidas, la construimos desde la mente y el corazón, cuanto más te valoras, tu estima se equilibra, sale a luz todo tu potencial y se termina contemplando la hermosa creación de Dios. Por lo tanto construyes tu vida mirándote de la misma manera que El Creador te ve. Eres lo que Dios soñó. Gen. 1:27

Conclusión

Quizás hoy día ya no escuchas de personas que te dicen “malas palabras” pero sí seguís escuchando lo que quedó grabado por años en tu mente y corazón y que afectaron tus emociones y esas voces internas te hablan, te hablan y tu les respondes, te sientas a tomar un café a solas y hablas con los problemas, hablas con las circunstancias que giran a tu alrededor, estas voces negativas te gritan, hablan fuerte y te bloquean y no te dejan escuchar las cosas buenas que puedes lograr, porque eres capáz y tu podés.

¡¡Hay sueños grandes por cumplir, en lo laboral, profesional y ministerial!

Dios tiene un futuro de gloria y determinó un plan, y lo depositó en tu corazón y somos personas escogidas con destino definido. Ef. 1:12 Ahora solo depende de tu desición de alcanzarlo.

El espejo de la vida

(un cuento para que captes mejor)

En cierto lugar de trabajo, cuando empleados entraron a la empresa, encontraron en la recepción un enorme letrero que decía:

“MURIÓ LA PERSONA QUE IMPEDÍA TU CRECIMIENTO”.

Todos quedaron sorprendidos y a la vez curiosos por la pérdida de un compañero.

-¿Quién murió? (se decían unos a otros).
-¿Quién estaba impidiendo mi progreso? (se preguntaban).

En otro cartel decía: “EL VELORIO ES EN EL ÁREA DE DEPORTES”. La agitación de los empleados era tan grande que llamaron a seguridad a organizar una fila para acercarse al ataúd.

La excitación aumentaba… uno a uno los empleados se aproximaban y miraban al difunto, y tragaban saliva, y atónitos se quedaban unos minutos en el más absoluto silencio; como si les hubiera tocado lo más profundo de su ser... Pues bien; en el fondo del ataúd había un espejo y cada uno se veía así mismo, con el siguiente letrero:

“SOLO EXISTE UNA PERSONA CAPÁZ DE LIMITAR TU CRECIMIENTO; ¡¡TÚ MISMO!!” .

Mírate en tu espejo y dí:

• Tú eres la única persona responsable que puede perjudicar ó edificar todo tu ser.

• Tú eres la única persona que puede lograr y conquistar tus metas y crecer.

• Tú eres la única persona que decide y determina levantarse y avanzar con éxito.

• Tu eres la única capaz de prepararse, física, emocional y espiritualmente para llevar a
cabo el propósito de Dios.

• Tu vida cambia cuando tú cambias, no cuando el otro cambie.

Auto Motivación

Fortalece tu ser interior, aprende a no verte como te vieron los demás sino como Dios te ve; como una persona maravillosa. Vernos así, hablar así siempre a favor no en contra de uno mismo.

Errores y problemas van a existir pero eso nos da la posibilidad de mejorar o cambiar y nos ayuda a crecer, madurar y subir a otro nivel. Nunca te compares con nadie. No dependas de un bastón humano. Date el valor que te mereces cuídate y ámate.

Felicítate por cada pequeño logro y dí: "Voy por más, más y más" No permitas que las malas voces internas hagan eco en tu mente, córtalas diciendo todo lo puedo lograr en Cristo y hacer cosas que a mi vista y mi razón parecen imposibles, eso es fe.

Si quieres vivir feliz de ser quien eres, no importa la edad que tengas, mírate todos los días como un milagro, porque eres hij@ del amor de Dios.

Si hay algo que no te gusta de ti mismo no te insultes con declaraciones negativas porque tu inconciente tiene la capacidad de creer lo que tu boca libera, y acuérdate siempre que el valor que tienes no radica en lo que tienes, ni en los títulos, ni en la belleza, sino que tu verdadera belleza saldrá a luz cuando realmente ames y aceptes a la persona que hay en ti, tampoco esperes que te halaguen porque Dios te hizo rey con un corazón valiente y con fuerzas de búfalo. Ex. 19:5 y 6.

<