Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento

 

Ten ánimo, ¡No Temas!

Por Esteban Correa

No hay una razón verdadera para que tengas temor, porque Dios es una realidad más grande que esa situación pasajera.

 

Me fascinan las palabras que dieron tanto Jesús como los ángeles a las personas que se encontraban ante una situación que les causaba miedo, solo les decían: ¡No Temas! Parece que ahí se terminaba el consejo del Señor contra el temor: ¡No Temas! como que Dios no necesitaba más nada que explicar, sus palabras tienen tanto peso y poder que nos golpean tratando de penetrar hasta lo más hondo del alma para instalar una fuerte sensación de paz y seguridad. ¡Gracias Señor porque somos participes de tu poder!. Hoy Dios te dice enérgicamente: ¡No Temas, Yo estoy contigo!.

"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia". Isaías 41:10

Me di cuenta que todas las personas luchan con ciertos temores, aún quienes parecen más seguros de si mismos tienen un punto que los debilita donde son dominados por el temor. El temor al igual que la fe es capaz de controlar las decisiones y sentimientos de una persona. Creo que el temor es una de las armas más utilizadas por el enemigo, la llave que primero usa para atacarte y vencerte es el temor. Pero nosotros tenemos la palabra más segura, estamos parados en la roca firme y eterna que es Jesucristo nuestro Señor y Salvador.

¿Qué hay detrás de las palabras del Señor cuando dice: ¡No Temas!? Nos esta diciendo en otras palabras: "No hay una razón verdadera para que tengas temor, porque yo soy una realidad más grande que esa situación pasajera. No veas con ojos naturales, cree mis palabras, no debes temer todo estará bien. Yo soy Dios y te estoy ayudando. Estoy de tu lado. ¿Si Yo estoy a favor tuyo, quién te podrá derrotar?" Camina confiado y las puertas de la bendición se abrirán para ti.

"Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva". Lucas 8:50

¿Qué produce el temor?

El temor hace a una persona indecisa, insegura, vergonzosa, estancada, presa, atada a una supuesta "realidad" que cree que no puede cambiar. Cuando somos libres del temor podemos conquistar nuevas y mayores metas, podemos ser de influencia y bendición a una mayor cantidad de personas. Hay quienes no se animan a emprender cosas en su vida por temor a fracasar, porque sienten que no tienen la capacidad de lograr cosas, sin embargo, si que tienen la capacidad, todos la ven, menos ellos mismos, si observas detenidamente todas las personas verás que poseen un enorme potencial, llenas de talentos y dones, pero si por causa de la inseguridad y el temor ese potencial se bloquea, no llegarán a nada. Muchos están dominados bajo el yugo del miedo "no se si puedo", "mejor no arriesgo nada, así no pierdo nada", "mejor no lo intento, a ver si fracaso y se ríen de mi" sin embargo no saben que peor se van a sentir si no intentan nada. Fracasar en alguna cosa no es estar derrotado, es solo fallar un intento, la verdadera derrota es nunca arriesgar nada. Cuando somos libres del temor sabemos correr riesgos que valen la pena. El temor produce escasez, ansiedad, afán, preocupación, irritabilidad, ira y derrota.

No hay nada que temer

Hay un temor natural que surge por la prudencia, ese temor no tiene nada de malo, es un instinto de protección normal, pero no me refiero a eso en este artículo, me refiero al temor que te paraliza en la vida, al temor que te hace estar atado a algo que supuestamente tu crees que "podría" pasar en tu vida. Miedo a un accidente, a una enfermedad, a un fracaso, a un abandono, a lo que quieras, tu conoces tus íntimos temores, pero todo ellos son infundados por el enemigo y por nuestra falta de fe, son imaginarios, tu verdadera realidad es la palabra de Dios. ¿Por qué nunca cuestionamos el temor, pero si llegamos a cuestionar la palabra de Dios? He sido testigo de despreciables actitudes de personas que supuestamente creían en Dios pero que ante una situación difícil se las insto a confiar en Dios y su mirada y respuesta fue irónica y molesta, ellos pensaban como que Dios no existe "en esa situación" como que ellos veían la realidad y la fe era una fantasía imaginaria los domingos en la iglesia.

Rompiendo el círculo del temor

Te invito a que cuestiones al temor, que lo pongas en duda, que no le creas, parece que hay personas que tienen mucha fe en lo malo, y aun tienen fe en lo malo cuando eso malo ni siquiera se asomo por sus alrededores y aun la realidad les dice: "no pasa nada malo" ello responden: "Ya llegará lo malo" son fortalezas de pensamientos fatalistas, negativos, ¿porque no usas la imaginación para creer lo bueno y esperar lo mejor? Si lo mejor esperas ¡¡eso vendrá a tu vida!! Amen. No seas tan crédulo de lo malo, se crédulo de Dios. No creas el deseo del diablo, cree en la realidad de Dios, en tu única y verdadera realidad. ¿Acaso Dios te miente en sus promesas? Di ahora mismo: "Renuncio al temor, rechazo los malos pensamientos, en el nombre de Jesús". Reemplaza todo pensamiento malo por la verdad de Dios.

Tienes que llegar a andar en un nivel de fe donde los pensamientos de temor rebotan en tu corazón, porque estás tan lleno de fe y bendición que el miedo habrá perdido su batalla. Cuando no dejas que el temor entre en tu vida lo reduces hasta esfumarlo por completo.

Tal vez pasaste por situaciones traumáticas en el pasado y eso te hacer pensar que "podría" pasar de nuevo; pero tienes que apostar y andar creyendo en la fidelidad de Dios. No por el pasado vivirás el resto de tu vida atado y sufriendo, ¡Suelta el pasado por completo!. ¡Renuncia, perdona. Ya no existe más! Avanza a cumplir tus sueños, libera hoy tu corazón de todo temor mentiroso porque fuiste creado para vivir feliz y pleno. Levántate con valentía y coraje, el mundo espera ver todo lo que hay en ti.

Por último te invito a que hagas esta oración en voz alta: "Señor Jesús perdóname por no creerte en muchas ocasiones, rechazo todo pensamiento negativo y recibo tu palabra, me comprometo a vivir confiando en tu palabra y tu poder, me comprometo a tener fe de que recibiré todo lo que estoy necesitando y a esforzarme en fe para alcanzar todas tus promesas. Señor Jesús Creo en ti y en tu fidelidad sobre todas las cosas. Amen."

"Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas". Joel 2:21. (No copies este mensajes sin citar autor y web avanzapormas.com)


+ Prédicas Escritas | Más Mensajes de Esteban Correa