Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento

Señales de un "agradador" de personas
Por Joyce Meyer

"Si yo hago algo para el Señor porque siento que es correcto, entonces Dios se agrada y yo tengo gozo, pero si yo lo hago con resentimiento sintiéndome usada y presionada esperando ser aplaudida, entonces no tengo gozo ni recompensa".


¿Cuántos han tenido experiencia de estar atados a ser "agradadores" de personas?.

La primera escritura que quiero que busquen es Hechos 5:29, una escritura muy simple pero voy a decir esto suficientes veces hoy y no lo van a olvidar, asistí una vez a una iglesia donde el predicador predicó de esto como por tres meses, cada semana oíamos la misma cosa, debemos obedecer a Dios antes que los hombres. Es lo que dice Hechos 5:29 "Pedro y los apóstoles dijeron que es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres", ellos fueron maltratados, amenazados, se les dijo que no predicaran a Jesús y dijeron: "debemos obedecer a Dios antes que a los hombres".

Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres, y si lo que la gente quiere que hagamos con eso no hay problema con Dios, pero debemos estar listo para tomar una decisión si lo que ellos quieren que hagamos es en realidad un impedimento para que sigamos la alianza del Espíritu Santo. Si lo que quieren que hagamos va a causar que no seamos leales a nuestro corazón, y no hacer lo que sentimos, es recto, o pecar contra nuestra propia conciencia.

Una persona no es en verdad libre si anda todo el tiempo con una conciencia culpable, en absoluto no deberíamos hacer cosas en la que no tenemos paz. Colosenses 3 dice que la paz debe ser nuestro juez en la vida, o sea, decidiendo que hacer y qué no hacer y no tenemos que realmente dar excusas o razones a la gente, solo necesitamos decir, no tengo paz, y a veces uno no sabe porque, pero yo le digo, respeto a alguien que viene a mí y me dice: sabe que, en lo natural me gustaría realmente hacer eso y casi me siento molesta que Dios no me permite hacerlo, pero no sé, lo único que puedo decirle es que no tengo paz". Y yo no alego con eso y usted tampoco tendría que tratar de convencer a la gente de hacer cosas.

Hay dos formas de verlo, no permita a nadie convencerle de hacer algo sobre lo que no tiene paz y usted no trate de convencer a alguien de hacer algo de lo que ellos no tienen paz. Necesitamos obedecer la paz y debemos obedecer a Dios antes que a los hombres, si no lo hacemos, vamos a ser agradadores de personas.

En 1 Tesalonicenses 2:4 dice "Y como hemos sido aprobados por Dios para que se nos confíen las buenas nuevas del evangelio, así hablamos, no como para agradar a los hombres, sino a Dios que prueba nuestros corazones esperando que estén aprobados". ¿Qué decían los apósteles una y otra vez? Usted debe agradar a Dios y no a los hombres, él dice, mire yo no voy a predicar para agradar a sus oídos y decirle lo que les gusta. Yo voy a hablarles para agradar a Dios y no para el hombre.

Y hay veces cuando estoy predicando cosas y la gente se levanta y se va, bueno a mí no me gusta eso, no son muchos, pero no me gusta que pase, aun ayer cuando empecé a predicar sobre vivir para agradar a Dios, como debemos ser empleados honestos y no robar tiempo en el trabajo porque Dios está mirándonos siempre; una hermana se levantó y se fue y puede uno darse cuenta porque la gente cuando esta disgustada se van de cierta manera, y yo no lo dije a propósito, ella subió a unas gradas y yo dije algo así "probablemente algunos piensan vine a la reunión equivocada" y ella levanto sus dos brazos diciendo sí.
Bueno ¿cómo piensan que me hace sentir eso? No me gusta cuando la gente lo hace, ¿pero sabe qué? Seguí predicando lo que predicaba, no voy a cambiar mi mensaje para quedar bien con una persona y sabe algo, la gente que no quiere escuchar la verdad y la gente que no desea oír nada que les haga sentir incomodos, ¿puedo decirles algo? Si usted va a una iglesia donde nunca se dice nada que le haga sentirse incomodo en su silla entonces quizá no está aprendiendo nada ni creciendo, quizá todo lo que está recibiendo es palmadita de elogio, la palabra debería estimularnos a un nuevo nivel; no tenemos que estar bajo condenación cuando se nos predica, pero debemos estar bajo convicción. A mí no me molesta cuando la gente se incomoda un poco, les decimos a los ujieres que cierren las puertas. Yo quisiera que la gente tuviera un cierre que yo pudiera abrir y llenarlos de todo lo que se y cerrarlos y enviarlos a casa, pero no es así, tengo que esperar a que estén receptivos.

¿Cuántos quieren ser extremadamente felices, cuantos desean ir a disfrutar su vida radicalmente?

Si usted está en serio sobre eso, debe aprender cómo seguir la dirección del Espíritu Santo y eso significa que no puede ser un agradador de personas todo el tiempo y seguir al Espíritu Santo, a veces tendrá que estar dispuesto a que la gente no este feliz con usted. Porque yo puedo decirles cuando alguien quiere oír si y ustedes dicen no, no les gusta, cuando le dice a la gente la verdad, no les gusta.

La gente vive adicta a la aprobación, va más allá de querer caerle bien a la gente, es como que no podemos funcionar si no lo hago, y hay que ser libre de eso, porque Dios tiene muchas cosas que desea hacer a través de nosotros y no a todas les gusta cuando Dios desea moverse en sus vidas.

Así que la señal número uno de ser un agradador de personas es que usted sirve pero por obligación, no por deseo. Obligación es la fuerza impulsadora en su vida, deber y obligación, hacemos cosas porque debemos, porque deberíamos, es nuestra obligación y porque se espera eso de nosotros, muchas veces lo hacemos, porque tememos lo que la gente pensará si no lo hacemos, otras veces porque si no lo hacemos alguien se disgustará con nosotros. Tenemos que regresar a los motivos correctos y aprender que no importa lo que hagamos si no es hecho con motivación correcta. Y es el amor esa motivación, tiene que hacerlo por la razón correcta, y hay veces cuando yo no quiero hacer algo, pero sé que Dios quiere que lo haga. Yo sé que hacerlo es lo correcto y es diferente hacer cosas que yo detesto y desdeño, solo porque estoy preocupada de lo que alguien va a pensar acerca de mí. Y es muy diferente eso, de seguir la dirección del Espíritu Santo. A veces uno siente que Dios no le guía a cierto lugar y tres personas le presionan a ir y usted va y todo el tiempo su corazón le condena, bueno con eso se hizo daño, aprenda a servir a Dios por deseo, no por deber.

Yo he llegado al punto donde pienso que la mayor parte de las cosas que Dios quiere que yo haga, él pondrá alguna semblanza para hacerlo, porque si él desea que yo disfrute mi vida no me tendrá todo el día haciendo cosas que yo detesto y desdeño en absoluto y que no tengo ningún deseo de hacer en mí. De nuevo el balance es que si vamos a tener que vivir sacrificadamente vamos a tener que hacer cosas así, pero allí hay un balance. Y si yo hago algo para el Señor porque siento que es correcto, entonces Dios se agrada y yo tengo gozo, pero si yo lo hago con resentimiento sintiéndome usada y presionada esperando ser aplaudida, entonces no tengo gozo ni recompensa.

Tenemos deberes bíblicos en diferentes tiempos, somos llamados a sacrificar, pero es un problema cuando nos salimos de balance. ¿Vive bajo reglas y leyes aun sobre pequeñas cosas como días festivos, se disgusta si todos sus hijos no vienen a su casa para navidad, se enoja si todos sus hijos no vienen a su casa para la pascua, hay una guerra porque ellos van a ver a la suegra y usted quiere que este con usted?. ¿Por qué no le quita la presión a la gente y no se enreda en eso?, ¿Amén?.

Realmente los días festivos son especiales pero son como los demás, yo tengo cuatro hijos y no siento que tengo que enojarme si ellos no pueden estar en todo lugar donde yo quisiera siempre.

Recién hablamos que se aproxima la pascua. Realmente no hemos hablado mucho de ello como familia aun, y le dije a una de mis hijas

- ¿Qué vas a hacer para la pascua? Y dijo:

- yo no sé,

- ¿y qué quieres hacer tu? No sé.

- Bueno quieres cocinar y venir, la otra dijo:

- No yo me quiero quedar en casa y el otro dijo:

- ¿te vas a quedar sola en la pascua en tu casa? Y yo dije:

- Bueno yo no sé dónde está una ni la otra, y dijimos saben, vamos a esperar y decidimos luego.

Lo que todo el mundo quiere hacer está bien, saben, no se enredan más; tanto forzando a la gente a hacer cosas. Y cuantas de ustedes terminan, quiero ser honesta especialmente en navidad, terminan corriendo de una casa a la otra, la otra, la otra, y al final no disfrutan la temporada porque lo que están haciendo es cumpliendo con todas las demandas y expectativas de la gente. ¿Cuántos van y gastan un montón de dinero comprando cosas a gente que no les gusta?.

¿Piensa realmente que Dios aprueba que se endeude y que pague con interés tarjetas de crédito todo el año comprando regalos a gente que ni le caen bien? Es cierto, hoy reto doble a alguien a que dé un paso hacia la libertad. Seguro que usted no necesita endeudarse y pasar todo el año tratando de pagar esto y estaría mal decirle a la gente: ¿realmente estoy tratando de salir de deudas este año y vamos a comprar regalos de navidad, espero que entienda?.

¿Qué hay de malo con decir la verdad a la gente, hay algo malo con eso? No, debería probarlo es sorprendente lo que pasa. Se dará cuenta que una de las señales en un agradador de personas es que mienten, dicen que les gusta las cosas que no les gusta, van a lugares que dicen que lo disfrutan cuando es el último lugar.

Pienso que la gente está clamando por libertad y no la libertad de solo hacer lo que quieran todo el tiempo, somos llamados a vivir vidas generosas, si vamos a hacer algo por las personas debe hacerse con una motivación correcta y un corazón de amor sin murmurar y quejarme.

Todos tenemos una regla en nuestra familia porque nos reunimos mucho y vivimos muy cerca, tenemos cuatro hijos, ocho nietos; tenemos una regla en nuestra familia, hemos acordado ser honestos el uno con el otro sin que nadie se enoje, o sea, si esta hija llama a la otra y le dice ¿puedes cuidarme a los niños? Y dices: "sabes no estoy preparada", ella no se va a enojar y ponerle presión a ella. La gente se presiona mucho y especialmente en familia, hacen a la gente sentir que deberían hacer esto y hay que dejar eso, lo que sea que hagamos para alguien hagámoslo con amor sin mala actitud ni esperando algo.

El lunes tengo que ir a dos sitios, y le pedí a Laura si ella iría conmigo y luego podíamos ir a comer juntas. Y le dije a mi otra hija:

- Si quieres venir eres bienvenida, nos gustaría que vinieras, pero no hay presión, lo que quieras hacer está bien, o sea, a propósito, tratando de quitarle la presión de encima, en lugar de presionarnos el uno al otro.

Romanos 7 nos enseña sobre ser guiados del Espíritu Santo, el verso 6 en otra versión dice "pero ahora somos libres de la ley". Claro se refiere a la ley del antiguo testamento pero yo puedo decirles que podemos establecer leyes para otros y para nuestras vidas. Usted puede hacer una ley sobre limpiar su casa y necesita limpiar la casa claro pero también necesita ser guiado por el Espíritu Santo, y lo que quiero decir es que, cuando yo era una esposa joven y estaba bajo tantas ataduras, yo limpiaba mi casa completa de un lado hacia otro cada día de mi vida. Era una ley para mí, los niños venían del colegio y enceraban los pisos de madera, sacudían el polvo y decían que cada noche yo les decía: "¿usaste la pulidora, la usaste?". Cada noche ella tenía que pulir el piso, darle brillo al piso de madera, cada día que se levantaba eran los muebles. Y si una de mis amigas llamaba y quería que fuera a algún lugar, diciendo:

- ¿Mira quieres ir a unas ventas, o a tomarte un cafecito?

Hubo muchas veces cuando mi corazón decía ¡oh sí, yo quiero ir! Y realmente sabía que lo necesitaba, esa variedad necesitaba el compañerismo, la diversión, pero no, ¡tenía que seguir la ley y limpiar mi casa! y algunas necesitan unas cuantas leyes de limpiar su casa. Realmente no tiene que hacer un ley de ello lo que tiene que hacer es ser disciplinado y obviamente si estoy fuera cada día por cuatro días, mi casa está hecha un desorden, necesito disciplinarme pero no tengo que limpiarla cada día de mi vida; y hubo tiempo cuando mis hijos querían que yo fuera a jugar con ellos pero no dejaba mi trabajo para ir a jugar, porque era legalista y siempre estaba trabajando y como era legalista y trabajólica no sabía cómo ser guiada por el Espíritu Santo y puede decirle que el Espíritu Santo desea guiarle a usted en todo, desde las finanzas al trabajo, en cómo se viste, en lo que hace y no hace por otros, el Espíritu Santo desea invadir su vida y participar en cada una de las áreas de su vida, él no solo desea involucrarse en el lado espiritual de su vida y no quiere involucrarse solo el domingo por unas horas sino, lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo. Y para mi esa es la parte emocionante de ser una cristiana, es ser guiada por el Espíritu Santo en todo. Si yo poseo alguna cosa y Dios me induce a regalarlo, lo regalo; si yo salgo a comer a algún día y Dios me mueve a pagar por la comida de otro que no conozco, lo hago; si me piden mire a veces cuando comienzo a trabajar en un libro, trabajo tanto en la computadora que todo desde mi nuca a mis caderas es un cansancio y un dolor total y a veces tengo que ir al baño, casi no aguanto pero no me levanto para ir al baño porque estoy ocupada y sabe que, es un sacrificio a veces para mi seguir la guía del Espíritu Santo de levantarme e ir como dijo mi quiropráctico al menos una vez cada hora debe levantarse, estirar los músculos, levantar los brazos porque es difícil para la espalda Joyce si se sienta tantas horas en una misma posición con la computadora. Hay cosas pequeñas que quizás no piense en ella y si no sigue la guianza del Espíritu Santo puede enfermarse y hacerse daño.

Habrá alguien aquí que el Espíritu Santo le guie a dejar el trabajo y a ir a descansar y relajarse no lo hace y sigue trabajando y por otra parte pasa esos tiempos donde está sentado en el sofá y sigue sentado sentado sentado y el Espíritu Santo le dice levántate y trabaja levántate y trabaja y parece que no puede levantarse del sofá, yo no sé, parece que tenemos más de esos momentos del sofá que los de ir a trabajar.

Romanos 7:6 dice "pero ahora estamos libres de la ley y hemos terminado toda relación con ella porque hemos muerto para ella, así que no servimos bajo el régimen de reglas escritas sino bajo la obediencia a los indicios del Espíritu Santo en nueva vida". Y este es el mensaje, cuando seguimos la guía y liderazgo del Espíritu Santo experimentamos una nueva vida, experimentamos el gozo que no experimentamos a vivir bajo los deberes y obligaciones de la ley. Y yo no sé usted, pero yo he determinado que voy a disfrutar mi vida así que quiere decir que tengo que salir de la rutina, ser guiada por el Espíritu Santo sabiendo que si voy a ser guiada por el Espíritu Santo no puedo mantener todo el tiempo feliz a la gente y a ellos no les gustara, o lo soportaran, pero estoy muy anciana para no disfrutar mi vida.

¿Me siento a menudo atrapada por las cosas que tengo que hacer?. Conozco que la gente se siente así, me siento atrapada, tengo obligaciones, cosas que hacer. ¿Sabe qué?, tiene Dios que decirme de vez en cuando.. . Joyce, nadie te hace estar acuerdo con tu programa, si es demasiado tu horario, entonces quita alguna parte para que no te quejes. No, es una palabra ungida.

¿Digo si a menudo a cosas y luego me quejo en secreto sobre tener que hacerlo?, oh yo he fallado en eso. Sabe en la biblia Jesús habla sobre el que sí sea si y que el no sea no, y pueden derivar diferentes cosas de eso, estoy segura que él se refería en parte a guardar su palabra pero también creo que enseñó que lo que él decía que sí, mi corazón dice no es no, esto se trata del Señor

Hoy voy a buscar a alguien que quiera ser libre. ¿Hay alguien aquí que quiera ser libre? Oh Señor ten misericordia yo desearía que alguien me hubiera predicado esto a mi hace veintiocho años.

Mensaje adaptado de la conferencia de Joyce Meyer. Ver video

<< Predicaciones cristianas escritas