¿Cómo comenzo todo?

Testimonios en video impactantes. Testimonios cristianos evangélicos

Vayamos rápido al asunto. Mi esposa y yo fuimos al culto de oración del domingo en la noche, al cual siempre asistimos con nuestros pastores, y luego regresamos a casa como cualquier otra noche normal y nos acostamos.

A eso de las tres de la madrugada, fui tomado. No supe como llegué allí hasta que regresé, y el Señor me explicó. Pero me encontré tirado en la celda de una prisión, como cualquier celda que usted se pueda imaginar, con paredes de piedra, barrotes en la puerta, pero yo no sabía en donde estaba. Yo sólo sabía que se sentía extremadamente caliente. Estaba tan caliente que no podía creer que estuviera vivo en esa celda.Pensé que debía haberme desintegrado con ese calor tan intenso, pero seguía vivo.

Hubo luz en aquel cuarto por un breve instante y creo que la presencia del Señor estaba allí para que yo pudiera ver aquel escenario. Pero luego todo volvió a oscurecer.
En Isaías 24:22 dice: "Y serán amontonados como se amontona a los encarcelados en mazmorra, y en prisión quedarán encerrados." Proverbios 7:27 dice: "Camino al Seol es su casa, que conduce a las cámaras de la muerte." Cámara significa cuarto interior, así que parte del infierno tiene celdas de prisión en cámaras, hornos de fuego y grandes áreas de fuego. Y yo estaba en una celda de prisión en ese momento.

Leamos entonces la siguiente escritura en Jonás 2:6, donde dice: "La tierra echó sobre mí sus cerrojos para siempre." Y Job 17:16 dice: "A la profundidad del Seol descenderás." Por eso todo lo que vi está en la Palabra. La sepultura que menciona Isaías 14:19 es el infierno.
Me vi en una celda y estas cuatro criaturas estaban allí conmigo. En ese momento yo no sabía que ellos eran demonios, porque fui llevado allí como una persona inconversa. Dios quitó de mi mente que yo era salvo. No supe por qué pero Él me lo explicó en el camino de regreso.

No sabía lo que eran estas criaturas, pero eran enormes, de 12 o 13 pies de alto. De forma extraña, una de las personas que da su testimonio, vio el mismo demonio que yo vi. Si ven el testimonio de Kenneth Heagan, verán una buena descripción de este demonio que aparece en su video, donde un muchacho está siendo arrastrado por las barras del infierno.

Todos los demonios eran escamosos. Uno de ellos tenía escamas por todo su cuerpo y mandíbulas gigantes que sobresalían con unos enormes dientes y ojos hundidos. Era realmente enorme. El otro era horrible y tenía unas aletas bien afiladas por todo su cuerpo. Tenía unos brazos largos, fuera de proporción, al igual que sus pies, y todo en él era deforme, torcido y fuera de simetría. No había simetría. Un brazo largo, un hombro… era una criatura horrenda, muy horrenda.
Ellos maldecían a Dios todo el tiempo.

Yo me preguntaba, "¿Por qué estas criaturas maldicen a Dios? ¿Por qué odian tanto a Dios?"
Entonces ellas volvieron su atención hacia mí. Yo sentí que me tenían el mismo odio que le tenían a Dios. Y pensé, "¿Por qué me odian? Yo no les he hecho nada." Pero ellos me odiaban con un odio que yo nunca había percibido en la tierra. Mucho más allá de toda habilidad que el hombre tenga para odiar. Ellos definitivamente me odiaban. Y supe que habían sido asignados para torturarme.

Hay algunas cosas que voy a decir, que no sé cómo las supe. Es como si en el infierno tus sentidos estuvieran más agudizados. Estás más consciente de lo que estás en tu cuerpo físico aquí. Yo estaba más consciente de las distancias, del tiempo y de muchas otras cosas. Una de las cosas que sabía era que ellos fueron asignados para torturarme para siempre en ese lugar. Me di cuenta que estaba acostado en el piso de la celda y que no tenía absolutamente ninguna fuerza en mi cuerpo.
Y yo me preguntaba, ¿Por qué no puedo moverme? ¿Qué me está pasando?

Yo estaba consciente de que a mi esposa y a mí nos gusta ejercitarnos, lo sabía, pero no tenía fuerzas, estaba indefenso allí tirado. Entonces uno de los demonios me agarró, me levantó y me tiró contra la pared, como quien coge un vaso y lo tira contra la pared; así de liviano era yo, o así de fuerte era él. Cada hueso de mi cuerpo se rompió, los sentí romperse. Sentí dolor, y allí, tirado en el piso comencé a clamar por misericordia, Pero estas criaturas no tenían ninguna misericordia, absolutamente ninguna. Uno me levantó, y el otro con sus aletas afiladas rasgaba mi carne en hilachas y la arrancaba de mí, sin ningún cuidado por este cuerpo que Dios formó tan maravillosamente.

Era un odio tan intenso contra mí y yo me preguntaba por qué estaba vivo, por qué estaba pasándome esto. No podía entender por qué no estaba muerto. La carne colgaba de mi cuerpo en hilachas, pero no había agua ni sangre, sólo carne colgando, porque la vida está en la sangre y no hay vida en el infierno. Tampoco hay agua en el infierno.

En Isaías 14:9-10 dice: "El Seol abajo se espantó de ti; despertó muertos que en tu venida saliesen a recibirte... Todos ellos darán voces, y te dirán: ¿Tú también te debilitaste como nosotros…?"
Salmo 88:4dice: "Soy contado entre los que descienden al sepulcro; soy como hombre sin fuerza."
Nosotros sabemos que el diablo tiene fuerza, porque la Biblia registra que había un endemoniado corriendo por los sepulcros , dice
Marcos 5:1-4 "Vinieron al otro lado del mar, a la region de los gadaremos.
Y cuando salio Él de la barca, en seguida vino a su encuentro, un hombre con un espíritu inmundo, que tenía su morada en los sepulcros, y nadie podía atacarle, ni aún con cadenas.
Porque muchas veces había sido atado con grillos y cadenas, mas las cadenas habían sido hechas pedazos por él, y desmenuzados los grillos; y nadie le podia dominar."
Ellos no lo podían amarrarlo; porque él rompía las cadenas en pedazos. Él era sólo un hombre con fuerza demoníaca. También entendí que ellos tienen mil veces la fuerza del hombre. Y yo, si hubiera tenido mi fuerza natural, no hubiera podido contra ellos. Yo estaba a su merced y ellos no tenían ninguna misericordia. Los demonios rigen tu vida en el Infierno.
El olor de estos demonios y el olor en el infierno era tan atroz, que no puedo describirlo, pero lo intentaré. Es como el olor de la carne quemándose, a sulfato, así era el olor de los demonios. Era como una alcantarilla abierta, como carne podrida o huevos podridos y leche dañada, y todo lo que usted se pueda imaginar, sólo que mil veces peor. Era tan tóxico, que te mataría si tú estuvieras en este cuerpo; morirías. Yo me preguntaba 'Por qué permanezco vivo con este olor?' Era tan horrendo, pero no puedes morir. Tienes que soportarlo.
Ellos maldecían a Dios con profanidades. Esto se menciona en
Ezequiel 22:26 "he sido profanado en medio de ellos." Sus sacerdotes violaron mi ley, y contaminaron mi santuarios, entre los santo y lo profano no hicieron diferencia; ni distinguieron entre inmundo y limpio; y de mis dias de reposo apartaron sus ojos, y yo he sido profanado en medio de ellos"
La palabra profanar significa 'degradar con un lenguaje vulgar y blasfemo.'
Las torturas que ellos me hacían están mencionadas en
Deuteronomio 32:22-24, donde dice "Porque fuego se ha encendido en mi ira y arderá hasta las profundidades del Seol… Consumidos serán de hambre, y devorados de fiebre ardiente y de peste amarga; dientes de fieras enviaré también sobre ellos, con veneno de serpientes de la tierra."
2da de Samuel 22:6 dice: "las ligaduras del Seol me rodearán;"
Y en Miqueas 3:2 hay una escritura interesante que dice que los Filisteos, quienes odiaban a los Israelitas, amaban el mal y odiaban el bien, les arrancaban la piel y la carne de los huesos. Eso fue lo que les hicieron a los Judíos; eso fue lo que ellos hicieron en lo natural, pero ¿de dónde sacaron esa idea? La sacaron del infierno. Porque eso es lo que los demonios hacen.

Y en cuanto a la misericordia, sólo hay misericordia en el cielo, porque la misericordia viene de Dios. El diablo no conoce la misericordia. El está totalmente en contra de ella.
Salmo 36:5 "Jehová, hasta los cielos llega tu misericordia." Definitivamente no está en el infierno.
Salmo 74:20 dice: "Porque los lugares tenebrosos de la tierra están llenos de habitaciones de violencia."
Es un lugar cruel, miserable y horrible que tienes que soportar.

Otro punto importante es que Dios hizo a la humanidad la más alta forma de Su creación y estos demonios son la forma más baja. Como humanos nosotros trabajamos duro para salir adelante en la vida, nos superamos y estudiamos. Y en el infierno tu vida está regida por los demonios. Estas criaturas tienen un consciente intelectual de cero. Son absolutamente ignorantes. Lo único que saben es odiar a Dios y a ti, y torturarte. Eso es todo lo que ellos saben hacer. Ellos controlan tu vida y no puedes hacer nada para evitarlo. Hay escrituras que hablan acerca de eso.
Hay escrituras que dicen acerca de la humillación que tú tienes que soportar, "Saber que esa cosa va a controlar tu vida y no la puedes detener.!
Isaias 5:14-15 "Por eso ensancho su interior el Seol, y sin medida extendió su boca; y alla descenderá la gloria de ellos, y su multitud, y su fausto, y el que en él se regocijaba. Y el hombre sera humillado, y el varón sera abatido, y seran bajados los ojos de los altivos."

Habacuc 2:5 "ensanchó como el Seol su alma, y es como la muerte, que no se saciará…"
Isaías 57:9-16 "Y fuiste al rey con un ungüento, y multiplicaste tus perfumes, y enviaste tus embajadores lejos, y te abatiste hasta la profundidad del Seol. En la multitud de tus caminos te cansaste, pero no dijiste: No hay remedio; hallaste nuevo vigor en tu mano, por tanto, no te desalentaste, ¿Y de quién te asustaste y temiste, que has faltado a la fé, y no te has acordado de mí, ni te vino al pensamiento? No he guardado silencio desde tiempos antiguos, y nunca me has temido? Yo publicaré tu justicia y tus obras, que no te aprovecharán. Cuando clames, que te libren tus ídolos; pero a todos ellos llevará el viento, un soplo los arrebatará; mas el que en mí confia tendrá la tierra por heredad, y poseerá mi santo monte. Y dirá: Allanad, allanad; barred el camino, quitad los tropiezos del camino de mi pueblo. Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo; Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados. Porque no contenderé para siempre, ni para siempre me enojaré; pues decaería ante mi el espíritu, y las almas que yo he creado."
Ezequiel 32:24 dice, "Allí Elam, y toda su multitud por los alrededores de su sepulcro; todos ellos cayeron muertos a espada, los cuales descendieron incircuncisos a lo más profundo de la tierra, porque sembraron su terror en la tierra de los vivientes, mas llevaron su confusión con los que descienden al sepulcro."

Y asi sigue, y sigue. Era una cosa horrible, tener que ser manipulado por esas criaturas, que no tienen ninguna misericordia de tí. Leer La obscuridad y los gritos en el Infierno

Volver al indice | + Testimonios cristianos en video  | Reflexiones en video | Peliculas cristianas