palabras de aliento
Predicas de la iglesia de Harold Caballeros Búsquedas en Avanza Por Más

Predicaciones de Yiye Ávila

 

yiye avila

“Yiye Ávila, la sanidad divina"

Mensajes, predicaciones

 

LA SANIDAD DIVINA

1 Promesas de salud para los hijos de Dios

2 Promesas de sanidad en el Nuevo Testamento

3 La enfermedad es opresión del diablo

4 La triple voluntad de Dios 

5 ¿ Debemos depender de Dios para la sanidad? 

3 - LA ENFERMEDAD ES OPRESIÓN DEL DIABLO

 

Antes de continuar, repito la pregunto que está en el ambiente, no me contestes, pero déjala que se mueva en tu corazón.  Conforme a lo que hemos estudiado hasta ahora, ¿será necesario cuando venga el síntoma, venga la enfermedad, venga síntoma, venga la enfermedad, venga ese ataque tan terrible, ir al médico y buscar la medicina y tratar de sanarte por las formas naturales de la ciencia y de la tierra? ¿Será necesario eso?

Piénsalo y medítalo.

Dice en Hechos 10:38 Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

    Lo más importante que queremos recalcar de eso es que ahí te dice claro que la enfermedad es opresión del diablo.  Acéptalo como está en la Biblia, si otro dice: “Ah, no, que si es un microorganismo, que es un virus”.  Despreocúpate de eso.  La Biblia dice que es opresión del diablo.  Si es opresión del diablo y si el diablo trajo el virus.  O trajo el germen, o trajo lo que trajo, no te preocupes por eso, es opresión de Satanás.
    Quiere decir que cuando venga el síntoma o venga la enfermedad, míralo como es: una opresión del diablo.  ¿Vas a ir al médico a que el médico pelee al lado tuyo contra el diablo?  Medita el asunto ese claro.  ¿Quién fue el que venció al diablo en la cruz del Calvario? ¿Fue el doctor en medicina o fue Jesús de Nazaret?  Pues ve a Jesús de Nazaret cuando venga la opresión que todavía El anda por aquí abajo por medio del espíritu Santo, sanando toda opresión de Satanás y si con alguien El tiene un compromiso es con Su pueblo.  No tiene ningún compromiso con los pecadores.  Ninguno.

 SANIDAD-PAN PARA SU PUEBLO

   Hay pecadores que vienen a la campaña y tú ves que se sanan por la oración de nosotros.  Dios tiene un compromiso conmigo y con ustedes, los que oramos.  Tú dices:  “Señor, sánalo”, y Dios lo hace, pero no por ellos porque por que el pecador está muerto y Dios nos es Dios de muertos, Dios es Dios de vivos.  Lo sana porque El contesta el clamor de Su pueblo.  La sanidad divina es para Su pueblo.  A la cananea el señor le dijo en la cara: “Esto no es para los perros, esto es pan para mis hijos”.
    Quiere decir que la sanidad divina es pan.  Hasta los más pobres en la tierra comen pan material.  Nosotros no somos pobres, nosotros somos ricos espiritualmente.  Vamos a saciarnos del pan de arriba, del cielo.  La sanidad divina es pan para sus hijos.  Tú puedes comer de ese pan.  Si tienes un síntoma, gózate. ¿Cómo es eso?  Así como te lo estoy diciendo.  La Biblia dice:

Regocijaos en el Señor siempre.  Otra vez digo: ¡Regocijaos! ...Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
Filipenses 4:4,6

     ¿Y cómo vas a dar gracias por una enfermedad? ¿Sí, porque es una oportunidad que tenemos de glorificar a Dios, una oportunidad de derrotar al diablo, avergonzarlo y traer un testimonio para que Dios sea bendecido en medio del pueblo pecador.

SATANAS PROBARA TU FE

Cuando hablamos, enseñamos y creemos esta Palabra, tenemos que prepararnos porque Satanás nos va a probar, a ver si es verdad que creemos que Cristo sana.  Y a veces viene la prueba por donde más nos duele y hay que mantenerse ahí firme en la palabra. Tenemos que asumir una posición en el Señor.  Esto implica asumir una posición en su Palabra, y mantenerse firme sin dar un paso atrás hasta que Dios haga lo que Cristo ya conquistó para nosotros en la cruz.

EL MEJOR CIRUJANO

     En una ocasión estaba yo en mi hogar muy tranquilo cuando oí aquella gritería tremenda, llegó un hermano de mi esposa, con mi hija menor al hombro bañada en sangre y me dijo, casi tartamudo del sufrimiento que traía: “Se cayó en el patio de la iglesia, de una tribuna, cayó de espalda y había una silla que tenía un pedazo de madera como una púa, le cayó la pierna sobre esa púa, y le entró por el muslo y tiene una tremenda herida, se está desangrando”.  Cuando yo la examine, miré la herida, era una cosa tremenda de grande, eso en pulgadas, que es la medida que usamos en Puerto Rico, era como pulgada y media de larga, (casi cuatro centímetros) y de ancho como media pulgada (más de un centímetro).  Las dos capas de grasa se le veían a un lado y al otro, manaba sangre a borbotones.  Le dije: Acuéstamela boca abajo, allí en la cama de mi cuarto”.
    La acostó boca abajo y vino corriendo un grupo de hermanos que me decían:
            -hermano, vamos a llevarla al médico que hay que cerrar esa herida.
            -Un momentito vamos a orar –les dije-.  Me arrodillé a orar y mientras oraba me interrumpían los hermanos de la iglesia: -hermano, sabemos que Dios sana.  Hipócritas, si sabemos que Dios sana nos paramos firmes ahí para que la sane.  Y continuaban diciendo:
            -Sabemos que Dios sana, pero esa herida hay que cerrarla.
            -Si mi Señor no sabe cerrar esa herida entonces la llevamos al médico –contesté-, pero ahora vamos a orar a ver si es verdad que El sabe cerrarla o no, si no sabe vamos para el médico, si sabe, que la cierre El, que es mi sanador.
Empezamos a orar y a orar.  Los hermanos no podían orar, tenían un temor tan terrible que no podían hacerlo.  Me tocaban por el hombro, y me decían:
            -Vamos al médico hermano.
Me paré y con ira del Señor les dije:
            -Reprendo al diablo en el nombre de Jesucristo.  Salieron corriendo y se fueron todos, menos una hermanita que se quedó de rodillas llorando al lado mío.

MIRANDO LA RESPUESTA DE DIOS

    Empezamos a orar, y aquella hermanita se quedó allí llorando.  Oramos tres horas sin parar, y a las tres horas yo abrí los ojos y miré, ya se había detenido la hemorragia, la herida abierta era horrible, pero ya no botaba una gota de sangre.  Yo sentía aquella fe que me envolvía.  Le dije: “Gracias que tú  eres mi sanador, ahí está, tú sabes tomar puntos de sutura mejor que los especialistas de aquí abajo.  Ahí tienes para que sutures los puntos y te glorifiques”.  No es fácil.  Y más cuando es la hija más pequeñita.  Es muy difícil; los lectores que tienen hijos saben cómo se aman y el menor quizás aún más.  Entonces el asunto se vuelve todavía más delicado.
     Allí estaba la niña boca abajo, había dejado de gritar y se había dormido.  Seguimos orando yo le puse la mano en la piernita y seguí clamando orando y dándole gracias a Dios.  “La sanaste, gracias por esos puntos tan lindos que tú vas a dar ahí”, y oraba aún con más profundidad diciendo: “Ciérrala ahora mismo y desaparécela”.  Dios puede hacerlo, pero Dios lo hace como El quiere, como El sabe que más gloria va a traer para El, como El sabe que más bendición y más fe no va a impartir a nosotros. Deja que Dios lo haga como El quiera, El sabe lo que hace.  Lo importante es que tú tengas seguridad de que Dios lo va a hacer. Espera en Dios y El hará.  Sea instantáneamente o dentro de un rato, o dentro de dos días, pero dice: “lo hará, no fallará en hacerlo”.  Ese es el punto clave nuestro, eso es lo que nos importa a nosotros, ¿cómo lo hace?, despreocúpate de eso, El sabe lo que hace.  Yo seguí orando y así amanecí al lado de la niña.  Al otro día por la mañana la levanté tempranito de la cama y le dije:
            -Camina que Dios te sanó.
      La herida aún estaba abierta y era horrible, pero no sangraba.  La nena caminó un poco coja, pero anduvo por la casa.
            -Estás sana –le dije.
     Tenía de seis a siete años de edad.
            -Estás sana, camina tranquila –repetí.
    Me fui a trabajar y la dejé y la dejé en la casa.  Trabajaba todavía de profesor y me fui para la escuela y me fui para la escuela.  Llegué como a las once y treinta de la mañana a mi hogar y enseguida busqué la nena, y ahí estaba caminando coja por la casa con la herida enorme abierta, pero sin sangre.

EL PODER DESCENDIO

     Nos encerramos toda la familia en una habitación a orar .  Empezamos a orar y orábamos y orábamos.  De pronto cayó el poder del Espíritu Santo y la nena dio un salto y salió corriendo por la casa .  Según corría me gritaba:
-papito, el Señor me sanó, estoy sana.
Y cuando ella gritó me envolvió el Espíritu Santo en una forma tan profunda que yo no podía ver a nadie, cerré los ojos y me dejé envolver más aún y sentí cuando el Espíritu Santo me habló y me dijo:
-Comiste del pan, la mayor parte de mis hijos se conforman con migajas.
     Mi alma de alaba Señor.  La niña estaba corriendo, pero la herida estaba aún.  Las dos capas de grasa se veían, pero eso se fue cerrando gradualmente, hasta que se cerró perfectamente.  La vio una persona muy conocedora de estas cosas y dijo:
            -mentiras de ese hombre, eso fue un especialista, eso fue un experto, el tomó esos puntos.
      Alabado sea el nombre de Dios.  Dios no la empujó, lo hizo el diablo.  La empujó y la tiró sobre esa púa, pero Dios lo permitió para glorificarse.
     Entiende que aquí hay una lucha espiritual terrible, tienes que visualizar que vivimos en un mundo donde vemos con nuestros ojos, pero no vemos en el mundo espiritual la batalla que nos rodea.   Satanás hizo la obra y Dios lo permitió para glorificarse.
     Me imagino a Satanás ir allá arriba y decirle: “A que si le hago esto a la nena menor que él quiere mucho; la que juega mucho con él, a que corre para el médico lleno de miedo”.  Me imagino al Señor contestarle:  “A que no corre, a que espera por mí, a que me honra”.  Y ahí es donde estamos en una situación de honrar o avergonzar al señor.  Me imagino la sonrisa del Señor cuando yo esperé a que El hiciera la obra, y la vergüenza en la cara del diablo cuando no pudo hacer lo que él quería hacer.

AVERGÜENZA A SATANAS

     Nosotros estamos llamados a avergonzar a Satanás, no para permitirle que se glorifique a costa nuestra.  La Biblia dice: que en la cruz Jesucristo mostró en vergüenza las potestades del diablo, es decir, que cuando El se dejó matar por nosotros y murió por nosotros y llevó el pecado sobre El, y llevó la enfermedad sobre El, dejó en vergüenza a todos los demonios y a todas las potestades satánicas que han estado enfermando y perdiendo a la humanidad por tantos y tantos siglo.  Los derrotó allí, con armas espirituales, poderosas, y con amor y con fe como nadie jamás ha tenido.
     Ahora, los discípulos serían semejantes al maestro, lo único, que nosotros trabajamos con más facilidad que El, por que El tuvo que hacer la obra y nosotros ahora nos aprovechamos de lo que El ya hizo.  Nos movemos ahora por los méritos de Jesucristo; nos movemos en la victoria de Jesucristo; nos movemos en la fe del Señor, que es nuestra, porque somos Su cuerpo. Sea bendito el nombre del Señor.

 

<< | Más Predicaciones Cristianas

Predicaciones de Luis Palau| Predicaciones de Dante Gebel | Predicaciones de Cash Luna | predicaciones de Guillermo Maldonado

Palabras de Aliento :
La última semana
Resumenes de semanas anteriores

>¿Elegiste tu web de inicio cristiana?<| Novedades de hoy en el blog | Mensajes de aliento | Foro Cristiano | Chat cristiano

►¿Queres recibir la palabras de aliento en tu mail? >> Entrar

► Ingresar al archivo de mensajes ya publicado

¿Tienes carga por aconsejar y alentar a otros?
¿Te gusta escribir y compartir mensajes?
¿Tienes pedidos de oración?
¿Tienes una historia que contar?

predicas Pára predicar, Evangelismo en internet www.luminares.com.ar

Canal de televisión infantil, Avanza Kids

Música cristiana, noticias y actualidad

En su Luz Veremos la Luz Ir >
LUmiNizatE... * esPaciO JuvEniL * Ir >

 

_________________________

• Como Emprender

Como dirigir, administrar recursos, ideas y oportunidades.

____________enlaces patrocinados

 

foro cristiano

 

 

 

 

 

 

 

Predicas dante gebel
pelicula cristiana
radio musica cristiana
peliculas cristianas gratis
bosquejos sermones
programas cristianos
videos cristianos gratis
videos cristianos musicales
musica cristiana gratis
postales cristianas
alabanza y adoracion
videos predicaciones
Música cristiana
Televisión cristiana
Musica Infantil cristiana
Estudios bíblicos cristianos
Libros cristianos Gratis
Chat Cristiano
Apocalipsis
TV cristiana evangélica
Música niños cristianos
Crecimiento espiritual
Noviazgo Cristiano
Foro cristiano
Jesus adrian romero
Dante Gebel
Juegos para niños
Mensajes de bendición
Finanzas Cristianas
links cristianos
Imagenes cristianas
canales cristianos
Lecciones cristianas niños
Recibe palabras de aliento
escuchar musica cristiana
Deja tus comentarios
Predicas de Marcos Witt
Tv cristiana gratis
Videos para niños
Consejos de sexualidad
Rick Warren
Buscador Cristiano
Recibi mensajes en tu mail
Fondos cristianos
escuela dominical para
television infantil
Mujeres de la biblia
Recibe palabras de aliento
Radios cristianas
Videos de cristianos
Cuentos para niños cristianos
Power Point cristianos
Mujeres de Dios
videos predicas
Musica cristiana
Videos de musica cristiana
Para escuela dominical
Archivo de mensajes
Profecía
Intercambio links cristianos
Videos cristiana
Videos cristianos
Videoclips niños cristianos
Para Pastores y lideres
Para Pastores y lideres
Evangelismo en internet
videos musica cristiana
Predicas - sermones
Películas cristianas niños
La Navidad cristiana
Familia Cristiana
wallpapers cristianos